Author

Date
25 May 2019(15:08:00)




Imprimir

Mediante el uso de un radar capaz de penetrar el suelo, un grupo de científicos ha detectado un enorme depósito de agua congelada emparedado entre capas de arena que hay bajo el hielo del polo norte marciano. Este depósito contiene tanto hielo que, si se derrite y sale la superficie, sumergiría todo el planeta.

“Esto ha sido una sorpresa incluso para nosotros”, dijo a Gizmodo Stefano Nerozzi, el autor principal del nuevo artículo y estudiante de doctorado en la Universidad de Texas.

Se trata de un depósito de múltiples capas de hielo mezclado con arena que se formó durante el transcurso de cientos de millones de años. Está a unos 2 kilómetros debajo del polo norte marciano, y antes de este nuevo estudio, los científicos pensaban que estaba compuesto principalmente por dunas de arena.

Pero ahora, el escáner orbital sugiere que está lleno de más agua helada que de arena, por lo que posiblemente sea el tercer depósito de agua más grande del planeta rojo, junto con los dos casquetes polares. Este nuevo artículo fue publicado esta semana en Geophysical Research Letters.

Estas nuevas observaciones fueron hechas por el SHARAD (Shallow Radar, en inglés), un instrumento a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA. El SHARAD emite ondas de radar capaces de penetrar la superficie que permitieron al equipo de Nerozzi ver las estructuras internas y la composición de estas capas.

Estas observaciones revelaron la existencia de una serie de bloques horizontales ricos en hielo que quedaron aprisionados entre capas de arena. Como señala el comunicado de prensa, si se derrite y se filtra a la superficie, “el hielo polar equivaldría a una capa global de agua que envolvería todo Marte de al menos 1,5 metros de profundidad”. Eso es mucha agua.

Los datos del SHARAD mostraron que la frecuencia y el volumen de las placas de hielo aumentaba a medida que se aproximaban al polo norte. En una región, por ejemplo, los investigadores detectaron dos capas de arena de más de 40 kilómetros de ancho sobre una capa de hielo con una profundidad de entre 50 y 100 metros.

Estas estructuras enterradas son los restos de antiguos casquetes de hielo que se contrajeron y quedaron enterrados durante épocas más cálidas, según el paper. Por ello, esta parte contiene un registro histórico del clima marciano. Las capas de hielo son como los anillos de un árbol, que muestran el crecimiento y el retroceso de los antiguos casquetes polares a lo largo de los años. Como ha ocurrido con la Tierra, Marte ha experimentado múltiples edades de hielo. Durante los períodos cálidos, la arena envolvió las capas de hielo, protegiéndolas del Sol y, a su vez, evitando que el hielo se evaporase hacia la atmósfera.

“La única hipótesis que puede unir nuestros resultados con todos los estudios anteriores es que esta zona esté hecha de capas de hielo alternas, restos de antiguos casquetes polares y capas de arena, que actuaron como una manta protectora e impidieron que se retirase el hielo polar”, le dijo Nerozzi a Gizmodo. “Esto es otra gran sorpresa, porque significa que tenemos un inesperado registro del crecimiento y del retroceso del casquete polar que se remonta cientos de millones de años atrás”.

Antes del nuevo estudio, los científicos pensaban que las antiguas capas de hielo se habían perdido, pero los datos de SHARAD sugieren lo contrario.

“Estos resultados son significativos porque avalan la existencia de ciclos climáticos ​​en la región del polo norte”, dijo Matthew Chojnacki, científico de la Universidad de Arizona. “Durante decenas de millones de años, o tal vez más, el viento acumuló enormes depósitos de arena que quedaron enterrados varias veces junto con distintos niveles de hielo. Estos depósitos de hielo y arena ocurren en la Tierra, pero no conozco un ejemplo tan grande como éste de Marte”.

El nuevo hallazgo también podría contarnos un poco más sobre el agua helada ubicado en otra parte de Marte, sobre todo en las latitudes más bajas. Jack Holt, coautor del estudio e investigador de la Universidad de Arizona, usó el SHARAD para confirmar la presencia de glaciares masivos en las latitudes medias de Marte. Estos glaciares están casi completamente compuestos de agua helada, pero quedan ocultos por los materiales de la superficie.

“Sorprendentemente, el volumen total de agua de estos depósitos polares enterrados es aproximadamente el mismo que el que se sabe que existe en los glaciares enterrados en las latitudes más bajas de Marte, y que tienen aproximadamente los mismos años”, dijo Holt.

Como estamos aprendiendo, Marte contiene una cantidad tremenda de agua. Esto teóricamente es un buen augurio para los futuros colonos que tengan que hacer uso de ella.
George Dvorsky
Imagen: SA/DLR/FU Berlin; NASA MGS MOLA Science Team
FUENTE
https://es.gizmodo.com/
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account