Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
13 Jul 2019(12:15:53)


Imprimir

-Para prevenir riesgos sanitarios

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Al aplicar el gobierno de Estados Unidos de manera oficial un programa de deportaciones de indocumentados que viven en ese país, la Coordinación Estatal contra Riesgos Sanitarios (Coepris), revisará que las áreas en donde serán entregados los migrantes, cumplan con algunas de las normas sanitarias de rigor, con la finalidad de que no haya riesgos de alguna enfermedad que pudiera diseminarse entre la población.

Pero esta medida no solo se aplicará a los migrantes deportados, sino también se hace a los que se encuentran dentro de los albergues, y de acuerdo al titular estatal de este organismo, Óscar Villa Garza, “todos son revisados médicamente al igual que las instalaciones, las que se revisan sanitariamente”, explicó el funcionario.

Se espera que a partir del próximo domingo 14 de julio inicien en Estados Unidos las redadas aprobadas por Donald Trump en al menos 10 ciudades de ese país, entre ellas Houston, en Texas, por lo que a partir de ese día cientos de migrantes sean deportados por esta frontera, aunque personal del Instituto nacional de Migración los trasladará hasta el puerto de Colombia, en Nuevo León, y otros lugares que decidan los migrantes.

Es por ello que los empleados de Coepris se encuentran a la expectativa para aplicar las revisiones sanitarias a los migrantes, y con ello prevenir riesgos sanitarios a la población, toda vez que la mayoría de los migrantes se encuentran hacinados en enormes centros de detención en varias partes de ese país, listos para la deportación.

“No se han presentado enfermedades serias como algunos lo han mencionado, solo enfermedades normales y comunes como resfriados y enfermedades del estómago, pero la realidad es que la gente viene muy maltratada y en condiciones físicas terribles, y lo que tenemos que hacer es nuestra labor humanitaria con los que ya están aquí”, explicó.

Dijo que de los migrantes que ya están en la ciudad, y los que se espera sean deportados, estarán al tanto en cuanto a la vigilancia sanitaria para que no se vaya a generar un problema de salud.

Se estima que el gobierno norteamericano cuenta ya con datos de al menos un millón y medio de personas identificadas y sujetas a deportación, por tener un estatus migratorio irregular en ese país, y que de ellos, serían deportados unos 200 diarios por las fronteras de Tijuana, ciudad Juárez y Nuevo Laredo.

“No deja de ser un problema serio que ya está rebasado, y eso no es ningún secreto para nadie”, refirió el funcionario.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account