Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
16 Jul 2019(19:07:53)




Imprimir

-No llegan los apoyos del gobierno federal

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- En el refugio para migrantes Casa Amar ya no hay migrantes africanos, y de los 175 que hay, algunos son de Panamá, Honduras, Nicaragua, Perú, Cuba, Venezuela y un ruso, situación similar en los demás albergues, al ser pocos los africanos que llegan, dijo el pastor y director del refugio, Aarón Méndez, quien lamentó que la situación económica en el refugio sea crítica porque la ayuda es poca.

La poca ayuda llega de personas y grupos altruistas, además del apoyo que brindan los gobiernos estatal y municipal, “y nos dijeron que nos van a apoyar, pero aún no lo hace el gobierno federal y será hasta septiembre, pero es algo injusto y el gobierno deberá pensar no de manera política, sino que es su responsabilidad apoyarnos”, expresó.

De acuerdo a este pastor, el gobierno de López Obrador sólo presta ayuda a los migrantes en el sur de México, y deja a la deriva a los que están en la frontera norte.

“…¿y mientras que vamos a hacer económicamente?”, cuestiona tras señalar que el gobierno mexicano se enfoca más al apoyo a los hondureños, a los salvadoreños con el programa ‘sembrando vida’ y con dinero, cuando políticamente no nos ayuda desde hace más de un año, y expresó que se trata de una manera muy irresponsable de abordar el fenómeno migratorio.

Reiteró que las promesas de López Obrador siguen siendo solo eso, promesas incumplidas, lo que afecta las casas del migrantes que no pueden seguir operando ante tanta falta de apoyos, lo que podría agravar la crisis humanitaria que existe en la ciudad desde hace varias semanas, y que en este momento se encuentra en una situación de ‘impass’

Pero dijo que si los migrantes que se espera sean deportados de Estados Unidos, sumados a los que serán regresados a México a esperar sus citas, y a los que ya se encuentran en la ciudad, la crisis humanitaria resurgiría con mayor fuerza, porque en los albergues hay carencia de todo, desde alimento, atención, y un lugar adecuado en donde esperar a ser llamados por las autoridades migratorias.

“Creo que más que todo, tenemos crisis humanitaria en los albergues porque las personas altruistas ya no cuentan con suficientes recursos para apoyarnos, por lo que esta crisis se mantiene debido a que siempre hay necesidades”, explicó.

Para el pastor Méndez, la frontera de Tamaulipas sigue siendo la más atractiva para los migrantes, debido a que los tiempos de espera para que se resuelvan sus peticiones de asilo político o de visa humanitaria, son menores que en el resto de la frontera norte de México.En este momento, la Casa AMAR requiere de apoyo financiero y alimento.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account