Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
20 Ago 2019(20:14:53)


Imprimir

-Dejaron la agricultura pero sale caro mantener el ganado

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Al terminar la Canícula o temporada de más calor durante año, los campesinos esperan que baje la temperatura y que llueva, de lo contrario la sequía que se ha prolongado desde el año pasado, podría hacer más crítica la situación de los 864 productores que viven de lo que produce la tierra en los 16 ejidos de este municipio, señaló Alejandro López Robles, presidente del Comité Campesino Municipal.

Debido a ello, la producción en el campo se encuentra detenida porque no hay alimento ni agua para el ganado, lo que tienen que acarrear en sus vehículos para que no muera y superar la larga sequía que los agobia.

“El pasto no crece porque está bien tostado, y es algo muy triste ver cómo está la situación con estos calores tan fuertes, y en cuanto a la siembra, ni para que seguir porque no se levanta nada, y en el sector social ya dejamos la agricultura y nos dedicamos mejor a la ganadería”, señaló el dirigente campesino.

Dijo que en estos momentos, cuando la tierra no produce nada debido a la sequía y al calor, ya es incosteable, además de que los predios son muy chicos y los productos están muy abaratados, por lo que los escasos campesinos que hasta hace unos cuantos años se dedicaban al cultivo, dejaron la tierra para dedicarse al ganado como pequeños productores.

Y es que a diferencia de otros municipios, dijo López que en esta ciudad ya no se utiliza todavía el viejo sistema de riego a través de agua rodada, sistema que es incosteable debido a los altos costo de la energía eléctrica, lo que impide el riego, aunque reconoció que se han presentado unos doce proyectos para la modernización del riego, y que algunos de ellos funcionan.

De los 16 ejidos, solo 8 son de riego, pero debido a la sequía ninguno se dedica a la agricultura, aunque dijo que los 8 millones de metros cúbicos que autorizó la CNA para esta región, se utilizan en los lugares en donde se cuenta ya con un sistema de riego moderno, tanto en Nuevo Laredo como en ciudad Guerrero.

“No hemos comenzado a hacer proyectos, pero ay uno que entraría en marcha en l ejido Miguel Alemán en una 50 hectáreas, y vamos a ver cómo funciona, y el vivero de tomate que había en ese ejido ya no continúa desde el año pasado, y era de tomate para exportación”, mencionó.

Pero en la ganadería tampoco les va bien, pero tienen que alimentarlo con alimento del 30 y nopal chamuscado, lo que se debe hacer muy temprano para lograrlo antes del calor intenso, y dijo que en el campo y la ganadería la situación es ya crítica porque no llueve y porque no hay apoyos económicos para el productor.

“No tenemos apoyos porque la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) se dedican a otros proyectos como compra de trailas, rehabilitación de praderas y de presas funcionó a inicios del año, pero dijo que los proyectos que enviaron no han tenido respuesta.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account