Author
Juanita del Ángel EnLíneaDIRECTA

Date
21 Sep 2019(16:48:28)


Imprimir

-Los pacientes que han sido trasplantados en la zona sur acudieron hoy a misa de Acción de Gracias.

Tampico, Tamaulipas.-Aunque se ha avanzado en la cultura de la donación de órganos, sigue habiendo en Tamaulipas pacientes en lista de espera, ya que hay más de 7 mil enfermos en tratamiento de diálisis y hemodiálisis, y un 70 % de ellos podría recibir un trasplante de riñón, pero están a lista de espera.

En el marco de este mes nacional de Órganos y Tejidos con fines de trasplantes, como cada año hoy se realizó una misa donde pacientes, sus familiares a dar gracias a Dios a la Catedral de Tampico por esta nueva oportunidad de vida.

Además, esta misa también fue en honor a las familias que tuvieron el altruismo de haber accedido a la donación de un familiar, de un ser querido.

“Ellos lo hacen con esta finalidad, pero también saben que su testimonio es útil para crear la conciencia de la donación de órganos”.

La doctora Esmirna Chuy Díaz, Presidenta de la Fundación Humanitaria de Trasplantes de Tamaulipas, A.C. dijo que está comprobado en México y sobre todo en el sur de Tamaulipas y el resto del mundo que el trasplante salva vidas y precisamente por esa razón se sigue realizando.

Hizo referencia que en el país existen más de 23 mil enfermos registrados en el Registro Nacional de Trasplantes por el Centro Nacional de Trasplantes, sin embargo, esta es una lista que esta subestimada porque en realidad quienes inscriben a estos pacientes son hospitales con licencia sanitaria, entonces no entran de hospitales pequeños de segundo nivel, sino de tercer nivel donde inscriben a los enfermos.

“Se calcula que 30 mil enfermos en el país estarían ahorita necesitando un órgano o un tejido para rehabilitarse. En Tamaulipas existen más de 7 mil enfermos que ahora se encuentran en tratamiento de diálisis y hemodiálisis, que el riñón es el más requerido dentro de la lista de espera y en teoría tendríamos que trasplantar el 70 % de estos enfermos”.

Refirió que enfermedades en estadio crónico, en estadio muy avanzado en los que el paciente tiene una alta mortalidad el trasplante es la única oportunidad de prolongar la vida.

Asimismo, señaló que también la donación de tejidos permite que muchas personas puedan rehabilitarse, a través de quemaduras de la piel, la donación de huesos también sirve para que las personas que han tenido una neoclasia de hueso puedan recuperar la funcionalidad de sus extremidades.

“El beneficio de la donación además de salvar vidas, también rehabilita y recupera la calidad de vida de muchas personas”.

Explicó que se pueden donar desde corazón, riñones, pulmones, páncreas, hígado y tejidos como la piel, la córnea, las válvulas cardiacas, los vasos sanguíneos, es decir, una persona que dona puede salvar 7 vidas y en caso de que se haga trasplante de intestino puede llegar a salvar 8 vidas y puede rehabilitar hasta más de 200 personas cuando se dona hueso y piel.

Refirió que se han dado pasos en lo que es la donación de órganos, y el tema no es ya extraño, haber empezado con los trasplantes hace 10 años también hace que la gente crea en el, en el beneficio y palpen que hay gente que se cura con ellos a través de una donación altruista.

“Si, cada vez más gente está proactiva a la donación, sin embargo, todavía se sigue luchando para que cada vez más la población en general y el personal médico, el personal sanitario de los hospitales, que también hace falta las campañas intrahospitalarias”.

Dijo que la donación en México sigue siendo 100 % altruista, y la decisión de la donación siempre la va a tener la familia, es decir, si una persona quiere donar sus órganos debe decirlo a su familia, porque la familia es la que va a tomar la decisión, pues hasta el momento no se establece en la Ley General de Salud que una persona es donante mientras no haya manifestado la negativa en vida.

“Hasta ahora la última palabra la tiene la familia por eso es muy importante decirlo a la familia”.

Expuso que siempre un proceso de donación de un donante fallecido es una carrera contra el tiempo, después de que una persona fallece, que tiene muerte cerebral se tienen 24 a 48 horas para que esos órganos puedan ser viables de trasplantar. “Por eso el corazón sigue siendo garbanzo de libra, porque cuando el corazón todavía es viable se tienen 6 a 12 horas para procurar y pueda ser viable para trasplantarla”.

Comentó que de 100 fallecimientos que ocurren en un hospital, potencialmente donante solo hay 5, según estadística, y precisamente los diagnósticos de muerte encefálica que son los que podrían ser potenciales donantes, son habitualmente de accidentes automovilísticos, es decir traumatismo cráneo encefálicos y también de eventos vasculares cerebrales en lo que el resto del organismo queda en buenas condiciones.

“A través de un accidente automovilístico hay otros países donde ya se tiene toda una logística para que el cuerpo pueda ser trasladado al hospital y pudieran rescatarse órganos, pero en nuestro país todavía esa logística no la tenemos”.

A esta misa de acción de gracias, que se realizó este medio día, acudieron aproximadamente 30 personas, que han recibido un trasplante y sus familiares, así como las familias de quienes han donado después de fallecer.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account