Author
Entre Nos Carlos David Santamaría Ochoa

Date
13 Oct 2019(14:07:12)


Imprimir

Los pueblos valen por lo que son, y sus raíces son determinantes para lograr establecer una imagen de cualquier tipo. El folklore y lo que le rodea resultan determinantes en esa tarea de darnos a conocer en el mundo entero. Tamaulipas no puede ser la excepción.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas organizó y presentó por 13ª. Ocasión el Festival del Folklor universitario, mismo que nos regaló la actuación de grupos de Nuevo león, Coahuila y obviamente, nuestra querida Alma Mater, dedicados a promover sus danzas por regiones y estilos tan variados y alegres.

Y qué mejor escenario que el majestuoso teatro Amalia G. de Castillo ledón del Centro Cultural Tamaulipas, enclavado en la zona centro de la ciudad más mal gobernada del país, pero llena de alegría en su gente y sus estudiantes de educación superior. Es importante destacar que los grupos son conformados por miembros de sus respectivas comunidades universitarias, donde hay programas muy intensos para promover nuestras raíces.

Tres días de alegría y danzas, en el caso de Tamaulipas, de nuestras tres regiones y cinco estilos dancísticos Polka, Redova, Schotis, Picota y huapango; los chicos neoleoneses nos deleitaron también con un mosaico de bailes tradicionales, al igual que los coahuilenses.

Algo que realmente nos llamó la atención fue la cantidad de gente asistente a este hermosísimo y emotivo evento: las funciones lucieron un lleno en el mejor teatro que tiene Tamaulipas, en sus tres niveles, y la alegría y satisfacción de un p´kublico ávido de eventos culturales no se hizo esperar: ovación generalizada para los artistas que nos regalaron su magia que alcanza ritmos alternos que se ejecutan magistralmente con el cuerpo y dan forma con una serie de ejecuciones de toda índole, donde muestran esa cadencia musical acompañada por música viva siempre, que le da todavía un toque muy especial a este espectáculo.

Recordamos aquellos viajes a la “Perla de Occidente” -Guadalajara-, donde se presente el ballet folklórico de la Universidad de Guadalajara en el teatro Degollado, sitio histórico y majestuoso, y que cada domingo abre sus puertas a los amantes de la música local y a los miles de turistas, y nos preguntamos si podría establecerse en la entidad un programa similar, digamos, con el grupo de danza de la UAT o el histórico Conjunto Típico Tamaulipeco.

Pensamos que quizá podría organizarse un recital al mes; pensemos en un día establecido, como podría ser el tercero o cuarto domingo del mes, y buscar la forma de que algunos artesanos nos regalen la exhibición de sus productos en el atrio o en el frente del teatro, y hacer una vez al mes -inicialmente- un buen motivo y/o pretexto para asistir al Centro Cultural, darle más vida de la que le ha dado Juan Carlos Guerrero Sarre, y fortalecer la promoción de nuestras raíces.

Tamaulipas tiene tradiciones dancísticas muy importantes: el “Típico” ha estado representándonos en diversas partes del mundo y podría catapultarse su imagen y la de Tamaulipas en muchos sitios, pero podríamos comenzar en la capital del estado, y aprovechar la infraestructura con que cuenta el gobierno del estado.

Y así, tendríamos un día al mes la presencia de nuestras danzas, que bien pueden ser con ese grupo de entusiastas universitarios, o el Típico, cuya función desde que fue creado allá por los años cincuentas fue la de darle trayectoria y vida a las danzas que hacen vibrar a cualquier tamaulipeco en cualquier parte del mundo.

Mucho se puede hacer con poca inversión, y tenemos los grupos, el inmueble, la intención y la alegría del tamaulipeco: ¿qué nos falta?

Y pensamos que se debe dar el. Lugar que merecen nuestros grupos folklóricos, y qué mejor que el teatro Amalia, donde hemos sido testigos de los mejores grupos de danza del mundo, incluyendo ya varias veces a los que hoy referimos, y que creemos, deben regalarnos recitales más seguido, que seguramente fortalecerán nuestro amor por Tamaulipas y por nuestros orígenes, que buena falta nos hace para cambiar la actitud y la forma de ver a una entidad pujante, progresiva y que tiene un gran futuro por delante.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account