Author
Por La Espiral Claudia Luna Palencia

Date
17 Oct 2019(15:03:39)


Imprimir

En el Foro Vínculo Atlántico realizado en la isla de la Toja, Pontevedra, también se analizaron dos temas inquietantes en Europa: el futuro de las migraciones y el impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en la fuerza laboral.

En términos del devenir económico se transita en una fase delicadísima y crucial en el renglón de la producción y de la productividad, tan preponderante como la introducción de máquinas como la Jenny, en 1770, que terminó desplazando a miles de obreros de las fábricas hiladoras. Marcó el hito del surgimiento de la Primera Revolución Industrial.

Después, en la Segunda Revolución Industrial, lo hizo con el motor de combustión acelerando el proceso fabril aunque contribuyó a tecnificar el campo insertando cambios en el ámbito de la producción del sector primario y del sector secundario.

Con la llegada de la Tercera Revolución Industrial se dinamizó al sector secundario, sin embargo, empezó a trastocar el sector terciario que es el de los servicios donde laboran la mayoría de las personas en el mundo. Tanto la Tercera al igual que la Cuarta Revolución Industrial están anidándose en el sector terciario de la producción.

Los avances tecnológicos si bien han creado beneficios también han tenido sus consecuencias colaterales… han desaparecido cientos de oficios; y esta vez la revolución digital junto con la IA amenazan con desaparecer además muchas profesiones.

La conclusión de los expertos participantes en el evento en la Toja es que nadie está listo para el enorme alud social resultado de tener un mundo a varias velocidades socioeconómicas, tecnológicas y productivas.

El sector servicios es el generador del empleo a nivel global, en la próxima década irá introduciendo cambios acelerados con la IA irrumpiendo de forma pronunciada. La digitalización borrará muchos servicios tangibles para volverlos virtuales.

No es un secreto a voces que la Cuarta Revolución Industrial provocará un nuevo desplazamiento laboral, otra gran extinción de oficios y profesiones y esta vez la competencia será codo a codo con un robot.

A COLACIÓN

En la postura de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, habrá que buscar formas de cómo sobrevivir, anticiparse con inventiva, con ingenio; y adaptarse para salir venturosos.

“¡Qué tiempos vivimos, qué tiempos vivimos! Con esta nueva revolución industrial está siendo mucho más significativa, mucho mayor, que cuando surgió el Smartphone”, dijo durante su intervención para hablar de la digitalización su futuro y valores.

Álvarez-Pallete, anticipó, que al menos el 40% de las pequeñas y medianas empresas podrían desaparecer en los próximos años debido a la IA, por lo que invitó a los empresarios de todos los tamaños a prepararse, anticiparse y no tenerle miedo a la digitalización.

“Me mantengo optimista sobre el momento histórico actual en el que se encuentra Europa, tenemos una oportunidad única para hacer una transición digital exitosa que espero sea inclusiva y justa para todos”, dijo.

En Europa, la intención es competir liderando sectores claves para el futuro como son: la automoción, la industria aeroespacial, la química o la biotecnología.

Sin embargo, el empresario de una de las multinacionales del Ibex 35, reconoció sentirse “preocupado” porque el camino inmediato en la evolución del ser humano dependerá “de las máquinas y de las tecnologías”.

“Ello implica nuevos retos y desafíos para la seguridad, porque uno de los problemas de las nuevas tecnologías es que toda nuestra información se sube a una nube que puede corromperse dejándonos expuestos”, afirmó inquieto.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account