Author
Juanita del Ángel EnLíneaDIRECTA

Date
17 Ene 2020(16:16:44)


Imprimir

Tampico, Tamaulipas.-Jorgito de 11 años de edad, quien padecía de cáncer lamentablemente falleció este día, por ello su papá Ramón Ramírez Pérez, solicita el apoyo de la población para la adquisición de un predio para sepultarlo, pues la Fundación contra el Cáncer ya le ayudo con los gastos de la funeraria.

Las personas que deseen apoyarlo pueden hacer sus depósitos a la cuenta 5204-1654-7995-5894 de BANAMEX o comunicarse al teléfono 231-,56-59 con la señora Blanca Paloma mamá de Jorgito, quien junto con su esposo esta tarde permanecía en el Hospital General Dr. Carlos Canseco viendo la manera de cómo darle cristiana sepultura a su hijo.

“Lamentablemente mi hijo perdió la batalla contra el cáncer, por segunda vez nos vuelve a tocar este dolor. Les doy las gracias a quienes siempre estuvieron al pendiente de mi hijo, gran guerrerito, pero volvemos otra vez con este dolor al igual que hace 4 años, lamentablemente también perdió la batalla mi hijo el mayorcito José Ramóftn de 12 años, ahorita tuviera 16 años”.

El señor Ramón Ramírez, quien trabajaba en una tortillería y dejó de laborar por atender al cien por ciento a su hijo, manifestó que desafortunadamente no tienen como sepultar a su hijo, pues aunque gracias a Voluntad Contra el Cáncer ya cuenta con funeraria para velar a su hijo, no tienen donde sepultarlo.

“No tenemos el modo, pido a la ciudadanía que si alguien con gran corazón quiere ayudar en algo, buscamos un espacio donde sepultarlo para que el descanse en paz. No tenemos recursos, estábamos pegados con él desde hace un año que vino este problema y desde el primero de enero se agravo hasta el día de hoy”.

Incluso dijo que si le quieren apoyar los alcaldes de Tampico, Madero y Altamira se los agradecería mucho.

Recordó que Jorgito tenía un tumor en su cabeza, estrocitomas, y se operó en la Ciudad de Monterrey el 19 de diciembre del 2018, se le hicieron 22 quimios y 33 radiaciones, y se lo dieron de alta el primero de mayo, pero les informaron que no se le pudo congelar su tumor porque no salió de raíz, era muy agresivo.

“Llegamos a Tampico, a nuestra ciudad y seguimos con lo mismo con tratamiento, era muy fuerte, pero decayó”, expresó el padre de Jorgito, quien vive en la colonia Obrera de Tampico.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account