Author

Date
5 Jun 2020(06:31:25)


Imprimir

La diarrea suele ser un síntoma de infección del tracto digestivo. La deshidratación es la principal complicación y los niños y adultos mayores suelen ser la población más vulnerable.

En plena temporada de lluvias, huracanes y ciclones 2020, y en la antesala de la época más calurosa del año -la canícula-, las Enfermedades Diarreicas Agudas (EDAs) aumentan 30%, por lo que la población debe extremar precauciones higiénico/dietéticas para evitar complicaciones o en casos extremos la muerte.

“Las EDAs, constituyen una de las primeras causas de consulta médica. El principal síntoma son las deposiciones líquidas y constantes, con o sin sangre, tres o más veces al día. Su evolución puede causar deshidratación y complicaciones graves. Los grupos más vulnerables son los niños y los ancianos; de hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que son la segunda causa de muerte en los menores de cinco años”, explicó el doctor Jonathan Aguirre Valadez, integrante del Consejo de Medicina Interna y de la Junta Mexicana de Gastroenterología.

La diarrea suele ser un síntoma de infección del tracto digestivo. Puede deberse a virus, bacterias o parásitos que se transmiten por el consumo de alimentos o agua contaminados, o por la vía por vía fecal-oral (ano-mano-boca). Su incidencia es mayor en climas calurosos o húmedos y su complicación más frecuente es la deshidratación por la pérdida de agua y sales minerales por deposiciones, vómito y sudoración. Si esta condición no se trata a tiempo puede ocasionar la muerte.

“Una persona deshidratada puede sentirse mareada, aturdida, tener boca seca o pegajosa y orinar menos o de un color más oscuro de lo habitual. Conforme avanza la deshidratación pueden afectarse diversos órganos y sistemas. Sin tratamiento inmediato, aproximadamente el 80% de las personas afectadas mueren. Las que sobreviven pueden presentar daños permanentes en riñón y otros órganos”, agregó el gastroenterólogo.

El tratamiento de las EDAs depende del origen y severidad de la diarrea. Contempla algunos medicamentos para contrarrestar síntomas y/o el agente infeccioso, acciones higiénico/dietéticas -como lavado frecuente de manos y modificación de la alimentación-, así como rehidratación con suero oral de grado médico a base de electrolitos, agua y glucosa.

“No todas las soluciones disponibles en el mercado cumplen los requerimientos para ser considerados sueros orales de grado médico; algunos son solo bebidas saborizadas que no rehidratan. Un verdadero suero oral rehidratante tiene en su etiqueta el registro ante la Secretaría de Salud, la autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el detalle de su fórmula.

También describe la vía de administración, indicaciones, dosis, modo de empleo, contraindicaciones, así como las recomendaciones para su uso en embarazo, lactancia y edades pediátricas. Si no cumple con esto, no es un suero oral grado médico”, añadió Guadalupe Montes Casillas, licenciada en Nutrición Clínica y Maestra en Ciencias de la Salud por el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud, la entidad federativa con mayor incidencia de EDAs en menores de cinco años durante la semana epidemiológica 20 (del 10 al 16 de mayo de 2020) fue Zacatecas. Las cinco entidades federativas que presentaron un mayor incremento en el número de casos con respecto a la semana anterior fueron Tlaxcala, Campeche, Chiapas, Chihuahua y Querétaro.

“Para evitar enfermedades diarreicas en esta temporada hay que beber agua purificada, hervida o clorada; lavar y desinfectar frutas y verduras, cocer o freír carnes, aves, pescados y mariscos, refrigerar los alimentos, checar las fechas de caducidad y evitar consumir alimentos en la vía pública”, agregó Montes Casillas.

En caso de diarrea la experta en nutrición recomendó tomar suero oral de grado médico y limitar el consumo de grasas, harinas, lácteos, café, chocolate, alcohol y embutidos. También aconsejó optar por comidas ligeras y frecuentes a base de pequeñas porciones de pollo cocido, arroz hervido, zanahorias, manzana sin piel y pan tostado.

De acuerdo la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) la temporada de lluvias y ciclones tropicales inició el pasado 15 de mayo. Se intensificará en junio, julio, agosto y septiembre alcanzando de 30 a 37 fenómenos entre los Océanos Pacífico y Atlántico. La canícula, por su parte, se prevé que inicie del miércoles 22 de julio al sábado 22 de agosto con temperaturas que en algunos puntos del país podrían llegar a los 45 grados centígrados; es el periodo más caliente o caluroso del año.

Finalmente, los especialistas coincidieron en la importancia de no automedicarse, buscar atención médica y mantener estrictas medidas de higiene.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account