Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
14 Jul 2020(19:19:59)


Imprimir

-Presidente de Canirac dice que ya es insostenible la situación

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Con tres restaurantes que cerraron y ya no volverán a brindar servicio, los que están afiliados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), se encuentran ya en el punto de quiebre, al no poder solventar los gastos de operación para seguir funcionando, alertó el presidente de este organismo en la ciudad, Viviano Vázquez.

Dijo que las nuevas disposiciones de apertura y venta, derivada de la pandemia, han afectado a la mayoría de los negocios dedicados a este importante giro, pero mencionó que la situación ya es insostenible para la mayoría, luego del cierre de los restaurantes ‘Fundadores’, ‘Taco-Tote’ y ‘Roberto’s’, luego del segundo cierre de negocios en la ciudad.

“La situación ya es crítica porque con el 25% de venta, el horario de cierre, los gastos de operación, el pago de salarios y de las cuotas al Imss y al Infonavit, hacen que nuestros restaurantes ya no sean negocio para nosotros, y están cerrando algunos restaurantes, por lo que buscamos nuevas alternativas para sobrevivir”, expresó con tono de preocupación Vázquez.

Y es que de acuerdo a este restaurantero, con estas nuevas medidas de apertura, cierre y venta de alimentos, “nos estamos comiendo lo poco que vendemos, y el agua ya nos llega hasta el cuello”, lamentó.
Sin embargo, dijo que las cosas van de mal en peor y que el panorama no es nada alentador para el giro de los restaurantes de Canirac, al que están afiliados cerca de 50 negocios de este tipo, y peor aún, de retornar otra vez a la Fase 1 de la Pandemia, las cosas serán más complicadas para ellos.

“La situación ya es crítica y apremia el pago de servicios, renta y salarios, además de que nuestros proveedores nos están reclamando sus pagos, y nos estamos acabando nuestro patrimonio, y es por eso que algunos deciden mejor cerrar para no acabar su patrimonio”, añadió.

Sumado a ello, los restauranteros ya no son sujetos de crédito bancario por ser negocios de alto riesgo por la ausencia de ingresos suficientes para solventar un préstamo bancario, y no saber si cerrarán o seguirán abiertos.

En ese contexto, Francisco Fernández, presidente nacional de Canirac, alertó del cierre de 30 mil unidades económicas en el país, entre pequeñas y medianas empresas, entre las que figura el 95% de los restauranteros, lo que representaría un 35% aproximado de restaurantes afectados por la crisis en todo el país.

Si a ello se suma el que los apoyos gubernamentales no llegan, la situación ya es insostenible para los restauranteros locales, muy a pesar de que dos nuevos negocios, uno abierto y el otro por abrir, aligeran la crisis de este afectado ramo comercial.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account