Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
9 Jul 2020(18:53:04)


Imprimir

-Todos los días hacen traslados de pacientes.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Cada día, los bomberos de la ciudad realizan entre dos y tres servicios a personas, algunas infectadas de COVID-19 que han sido trasladados a hospitales de la ciudad por personal y paramédicos, y hasta el momento suman cerca de 20 sospechosos y positivos, por lo que al igual que médicos y enfermeras, su trabajo es de muy alto riesgo.

Para atender los casos de personas contagiadas de COVID-19 son tres ambulancias con que cuenta el Cuerpo de Bomberos, pero no son suficientes para atender la demanda, al igual que los escasos paramédicos con que cuenta este organismo municipal, por lo que el apoyo de organismos privados para satisfacer la alta demanda es vital, dijo el bombero Joel Silva, jefe de Servicios Hospitalarios.

Este servicio adicional se ofrece mediante un convenio establecido hace años, para atender situaciones de emergencia como la que se padece en estos momentos con la pandemia y la gran cantidad de personas fallecidas por el COVID-19.

“Cuando no podemos atender un servicios les hablamos y ellos nos apoyan con más ambulancias y personal”, explicó Silva.

Se trata de ambulancia de la Comisión Nacional de Emergencia, Unidad de Rescate y Servicios de Ambulancia (URSA), Ambulancias y Traslados HC, y Servicio Particular Intermédico, pero cuando se trata de casos muy severos, una empresa de nombre SAMA apoya con ambulancias, sobre todo cuando se trata de accidentes masivos o urgencias extremas.

“Sabemos que tenemos la pandemia, pero los accidentes siguen, además de los servicios convencionales y ordinarios, como son los servicios para personas con diabetes e hipertensión, por lo que tenemos que interactuar con personas con diferentes tipos de enfermedades”, mencionó.

Pero cuando se trata de un paciente positivo de COVID, la ambulancia que presta el servicio debe estar detenida al menos dos horas para su descontaminación.

“El detalles que se hace el servicio y no se puede dejar de atender un paciente por sospecha, y lo tenemos que atender porque quizás no sea positivo, pero es tanta la psicosis que ha provocado la pandemia, que muchas veces calificamos de sospechosa a una persona cuando no es positiva, pero se debe seguir el protocolo como tal”, explicó.

Dijo que atender pacientes aunque no sean positivos al CIOVID; es un arma de dos filos, ya que se les tiene que dar la misma atención a todos, pero para ello el personal de bomberos se protege con cubrebocas, careta, goles, uniforme especial, guantes, gel antibacetrial, equipo especial y una distancia prudente, y al terminar el traslado todo el personal, el equipo y la unidad se descontamina en un área especial dentro e la estación de bomberos.

Ante la gran cantidad de servicios de ambulancia que demandan la presencia de las ambulancias de bomberos, el personal no se da abasto con las 3 unidades equipadas

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account